Estar triste hoy por tu pérdida es Humano .

Hoy Sergi Verge nos has dejado a todos los agentes inmobiliarios un poco huérfanos.

Un día te dije que eras un gurú, me miraste raro, creo porque quizás pensabas que eso te hacía menos humano.

Todo lo contrario, un día mi gurú fué un oriental y un amigo me dijo que ese hombre tenía un montón de Rolls-Roice en el parking, eso era muy grande porque lo hacía humano.

Ser un buen agente inmobiliario no es nada fácil, las muchas ramas y especializaciones existentes, la falta de regularización hacen que cada inmobiliario “se haga a sí mismo”.

Tú Sergi, te hiciste a ti mismo y rompiste el molde.

Intentábamos salir de la crisis del 2007 y estábamos perdidos, nos hablaban de procedimientos , de CRM , de registrar muchos datos, de profesionalización, de reuniones de ventas a las 8 de la mañana y todo sonaba a chino mandarín.

De repente apareciste tú, no sé bajo de qué árbol meditaste y te iluminaste, pero fuiste capaz de visualizarlo todo .

Tu decías que no podíamos más “ estar en medio de las operaciones” ,sin saber a quien representábamos y escribiste poco a poco tu cuaderno, porque tu eras muy metódico, perfeccionista y lo que te hizo más grande, es que quisiste compartirlo con tus compañeros.

Sabias que tu método era bueno , que para que fuese bueno del todo, tenías que cerrar el círculo de la “cooperación”, como tú le llamabas .

Eras un genio, una esponja para aprender de los buenos………. tu motor, era tu pasión.

Conocías todas las tipologías de vivienda de Calafell (tu querido pueblo) precios de mercado y estabas cansado de gastar lo más preciado que tiene un agente inmobiliario “su tiempo”.

Posiblemente tu timidez, tu sinceridad y tu nobleza te hizo no estar cómodo con “presuntos compradores” que se dedicaban al turismo inmobiliario.

Tu sabias que tus métodos funcionaban.

Querías algo más, dignificar la profesión de agente inmobiliario en España, sabías que si representabas profesionalmente y honestamente al vendedor, debías encontrar quien te ayudase a vender esas viviendas, representar los intereses del comprador, para ti era todo un juego, una estrategia.

En aquel entonces las MLS fracasaban todas, los egos de los empresarios chocaban unos con otros y no había un buen motivo para “compartir”, pero tú no eras un empresario , eras un humilde agente inmobiliario y saliste a promover y liderar la cooperación entre compañeros.

Para ti eran más importantes las personas que los pisos y eso incluye a uno mismo, estabas decidido a dignificar la profesión y lo más importante, estabas muy orgulloso de ello.

Lo normal cuando encuentras un método que funciona, es que agaches la cabeza, que representes al exterior “un perfil bajo” y te pongas a darle “vueltas a la maquinita” de hacer dinero, y escondas tu método.

“Montar tu inmobiliaria” era una frase hecha, pero muchos olvidaban que para ti eran más importantes las personas , la lealtad a la familia que te acogió en el sector, tus valores y tampoco te interesaba perder gestionando un negocio lo más preciado que tiene un agente inmobiliario ….. su tiempo.

Tú eras muy auténtico, lo quisiste compartir con todos nosotros, con la excusa de “que te recomendaríamos en Calafell”, pero lo que verdaderamente te apasionaba es dar a los demás, y a tu pueblo, creando allí un evento inmobiliario. Dando a tus clientes, a los restauradores en invierno y a tus compañeros de profesión de todos los rincones de España una fábrica de inspiración y reencuentro.

Gracias Sergi por volverme a ilusionar como un niño por mi profesión, después de los 40 , por sacarnos de ese pozo oscuro del encargo en abierto , de los “teatrillos en las oficinas”como tú lo llamabas y la de no trabajar metiendo datos en un CRM.

Pero lo siento amigo, también tengo que decir que nos dejas muy jodidos.

A toda tu familia inmobiliaria, porque no hemos tenido la oportunidad de tomar contigo la última noche unas cervezas , darte uno a uno, un fuerte abrazo , haber “charrado” y habernos despedido.

Sólo nos queda un consuelo, que te llevas el nombre de cada uno allí arriba , donde suena Bruce, porque a ti jamas se te olvidaba un nombre.

Un día te dije en Calafell que eras un “gurú” inmobiliario, sentí que no te gustó, entiendo que no querías llevar ese peso.

Sergi Verge : Te defino como gurú por ser “Maestro o director espiritual”, que dirige un grupo de inmobiliarios inspirado en una filosofía “ EL PODER DE LA EXCLUSIVA”

Los inmobiliarios trabajamos a éxito y nunca pedimos perdón por hacer bien nuestro trabajo”

Sergi Verge

Gracias Sergi por todo lo que nos has dado, nos vemos para hacer Nordik Walking por allí arriba y por favor no la líes.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s